Skip to main content

Nueva fluidez

Un texto personal sobre la experiencia de dejar atrás viejos hábitos y desarrollar recursos nuevos para ser más nosotros mismos, más libres y felices.

 

Si sabes, como yo, lo que es sentirse atado por las sogas de la emoción, de instintos grabados.

Si has conocido defensas que te bloquean, te ciegan, revuelven o exaltan.

Si te has visto amarrado a un comportamiento sin control, que duele y se hace odioso.

Y reconoces esquemas repetidos, que te alejan de lo que quieres.

 

Si has advertido en tus acciones marcas del hierro de tu cultura.

Si te encuentras actuando sin pensar, guiado por mensajes tatuados en el alma.

Si sientes el lastre de mandatos, deberes y deberías que no se sostienen.

Y descubres que, sin querer, también tú los traspasas.

 

Y si en tu marcha has hallado, en un lugar del camino, soleadas veredas,

donde dejar atrás lo que no necesitas, donde encontrarte y encontrar sentido.

Donde crear y sumar; sin cuentas pendientes, ni perfección.

Y sientes ráfagas de una fluidez nueva, hecha de alegría, de dar y de ser tú mismo, tú misma.

 

Has de saber que no estás solo, que somos muchos contigo.

Que ese cerebro humano, con su viejo diseño, aún es capaz de cambiar.

Y te animo a abrir bien los ojos y los brazos, y el corazón, y a seguir alegre en tus pasos.

Pues al fin somos lo que caminamos; somos lo que vamos siendo.

 

 

María Calvo del Brío

(Dedicado a la Escuela humanista de Álex Rovira)

Quiero recibir la newsletter


    Quiero recibir la newsletter



      Deja una respuesta