“Virginia, cambia el mundo”  Guy Kawasaki en Madrid

Guy Kawasaki y MaríaEl pasado lunes, el Auditorio de la Fundación Rafael del Pino en Madrid estaba lleno hasta la bandera para escuchar al gurú del Marketing Guy Kawasaki, que cautivó con su lenguaje  sencillo, su simpatía y cercanía.

Presentaba su libro The Art of Start 2.0., una versión revisada y muy ampliada del bestseller publicado hace una década. Se trata de una guía para empezar cualquier negocio, e incluye ahora herramientas online para emprender en un entorno digital.

Planteó unas claves básicas sobre el Arte de emprender, salpicadas con ejemplos e historias personales. De sus tiempos en Apple con los primeros Macintosh, destacó que Jobs no era un tipo fácil, que la misión también era complicada, y que en realidad  lo hizo “porque no sabía lo difícil que sería”. De su paso por Google como asesor, explicó que todos los comienzos son duros. En esa época en Google no había zumos gratis, ni sushi, ni toboganes o masajes gratis como hoy en día.

Rescato a modo de resumen las principales ideas que lanzó:

  • Hay tres actividades esenciales para una startup: crear el MPV, vender el producto y mejorarlo.
  • Resuelve un problema. Empieza tu startup respondiendo preguntas sencillas. Si detectas una tendencia nueva pregúntate “¿Habría una forma mejor de hacerlo?”
  • Crea un MVVVP. Un Mínimo Producto Viable, que sea además Valioso y Validador.
  • Sé rápido. Si tu prototipo no te da un poco de vergüenza significa que vas demasiado lento.
  • Construye tu mantra con 2-3 palabras, en lugar de escribir una extensa y aburrida declaración de misión.
  • Encuentra compañeros del alma que te complementen.
  • Sé específico con tu Modelo de Negocio: explica quién tiene tu dinero en su bolsillo y cómo harás para que vaya a parar al tuyo.
  • Conoce quién compra tu producto.
  • Contrata personas mejores que tú.
  • Cuenta tu historia. Hazlo personal.
  • Sigue la regla de 10-20-30 (10 diapositivas- 20 minutos- 30 puntos letra).
  • Si una imagen vale más que mil palabras, un prototipo vale más que diez mil imágenes.
  • Mejora tus perfiles. Comparte. Aprovecha tus redes.
  • Invoca la lluvia (de las ventas). Céntrate en las ventas.
  • La pasión genera ventas. Y las ventas generan pasión. 🙂
  • Busca los influencers de tu sector.
  • Teje tu propia MATT: Milestones- Assumptions-Test-Tasks, es decir, haz un plan con Hitos- Supuestos- Testeo- Tareas.
  • Rechaza el negativismo. “No dejes que la gente negativa y poco capaz te desanime”. Como ejemplos, recordó varios casos de declaraciones pesimistas en la industria de la tecnología, como la de Thomas Watson, presidente de IBM quien afirmó en 1943 que “el total de mercado de ordenadores en todo el mundo es tal vez de cinco” y la de la Western Union cuando en un informe interno reflejó que “el teléfono presenta demasiadas dificultades para ser considerado un medio de comunicación. El invento carece de interés para nosotros”. Y por último mencionó la famosa frase de Ken Olsen (fundador de Digital Equipment Co.) en 1977 “No hay razón por la que nadie pueda querer tener un ordenador en su casa.” Guy Kawasaki añadió que si hubieran hecho caso a la opinión de alguien tan reputado en el sector, nunca hubiera existido Apple. Tomemos nota.

Además, Kawasaki fue divertido y encantador. Pidió permiso para hablar unos breves minutos sobre Canva, la empresa de servicios de diseño online de la que es evangelizador. Sorteó los fallos técnicos que se presentaron y respondió a las preguntas con amabilidad y sinceridad. Ante la pregunta de un joven de 16 años que le pidió consejo sobre su futuro, dudó, y reconoció que era difícil aconsejarle. Habló de ir hacia lo que uno ama, de experimentar y aprovechar los años que no vuelven. Terminó hablando de su hijo de 18 años, a quien ha animado a jugar al hockey profesional en Australia, pues se le ha presentado la oportunidad. Sonó muy humano y cercano.

Al terminar, se quedó amablemente a firmar libros y saludar a las personas que se acercaron. Me acerqué con su libro, le di las gracias por su charla y me presenté brevemente. Sonriente y siempre amable, me escuchó y me preguntó dónde daba clases. Siguió sonriendo para la foto, escribió su dedicatoria y, como despedida, creo que no lo pudo evitar y me dijo con un guiño “Try Canva!”.

Fue un momentazo. Una gran lección. Guy Kawasaki, inversor en Silicon Valley, gurú del Márketing, con más de 10 millones de seguidores en redes sociales, 13 libros de éxito, viene a Madrid cruzando medio planeta y después de su charla sigue cuidando a las personas. Escucha, sonríe, dedica tiempo… Ejemplar y coherente: hace lo que predica. Pero aún hay algo más.

Sobre todo, me quito el sombrero ante su entusiasmo a la hora de vender. Con la ilusión de quien confía en su producto y sabe que está brindando soluciones y aportando valor a los clientes. Con razón afirma que ser emprendedor no es un trabajo; es un estado de ánimo”.

Yo ya estoy empezando a usar Canva, no sólo por la tarjeta con 10 créditos que regaló a todos los asistentes, sino porque me convenció su presentación y su mantra “democratizing design”.

Justo después, al salir a la calle iba como niña con zapatos nuevos, un poco flotando por encima de la acera, y releo la dedicatoria escrita a mano en la primera página del libro. Decía “Change the world!!” No podría ser mejor. Preciosa. Motivadora. Breve y contundente, como los mantras que él defiende. Con mucho sentido viniendo de alguien que afirma que una empresa sólo triunfa cuando tiene una misión que vale la pena, una misión que pueda cambiar el mundo.

Lo releo de nuevo: Virginia, Change the world!”  ¿Virginia? ¡Noooooooooooo!  Pensé por un momento en volver, pero lo dejé pasar. Tratándose de él, que me llame como prefiera,  jajaja. 🙂

Fue un lujo de taguy-kawasaki-dedicatoriarde. Muchas gracias a la Fundación Rafael del Pino por el fantástico evento. Como dice Guy Kawasaki, “emprender consiste en hacer”, así que ¡manos a la obra y vamos a ello!

 

 

Leave a Reply