Quiero proponer un libro clásico que me parece relevante hoy en día.

La tercera ola. Alvin Toffler. Plaza & Janés. 1979.

Tras estudiar la historia de la humanidad, Toffler prevé cómo será el mundo en el futuro.  Simplifica describiendo tres civilizaciones u olas que coexisten, chocan entre sí y se van reemplazando:

  • La primera ola: la revolución agrícola. Hacia el 8000 aC surge una civilización agrícola basada en el autoabastecimiento; en la que el cultivo de la tierra era la base de la economía, la cultura, la estructura familiar y la política. Antes se vivía en grupos pequeños, desplazándose en busca de caza, pesca y frutos  del bosque.
  • La segunda ola: la revolución industrial. En el siglo XVII nace una civilización nueva; se produce una brecha entre la figura del productor y la del consumidor y aparece la red de intercambios que llamamos mercado. Las consecuencias culturales son la uniformización, la especialización, la sincronización, la concentración, la maximización y la centralización. El poder pasa a manos de quienes coordinan los procesos de producción.
  • La tercera ola: la sociedad postindustrial. Desde la década de 1950, en numerosos países aumentan los trabajadores del sector servicios, crecen las tecnologías de la información, se produce un crecimiento exponencial del conocimiento, crecen las demandas de participación por parte de trabajadores, consumidores y ciudadanos,… Se tiende hacia una nueva “Era de la información” con trascendentes consecuencias en todas las esferas de la vida del ser humano.

A pesar de tener más de tres décadas, y de ser una predicción, el libro resulta actual e interesante para ver con una perspectiva amplia hechos que vivimos hoy como la globalización, el teletrabajo, el prosumo, las nuevas familias, la conciencia planetaria, el compromiso ambiental.

Además, independientemente de sus predicciones (acertadas muchas de ellas), considero valiosa la actitud comprometida y proactiva del autor, que invita a implicarnos para hacer un mundo mejor: “Con inteligencia y un poco de suerte, puede lograrse una civilización más sana, razonable y defendible, más decente y democrática que ninguna que hayamos conocido”.

En este enlace, una breve entrevista a Alvin Toffler en la que explica qué es un prosumidor.

Leave a Reply